ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER
ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

Recetas saludables

This post is also available in: English (Inglés)

Bollitos de canela

Bollitos de canela.

 

Después de indagar durante años entre muchas recetas y de nombrarme catadora experta en probar bollitos de canela, esta receta me ha convencido. No es por lo super saludables que son; he modificado la receta al máximo para que puedan quedar tan jugosos como los reales, siendo a la vez un poco más sanos. A pesar de que me dolía añadir azúcar blanco, ya sabéis que nunca lo utilizo, lo he reducido a la mitad. He modificado la leche y mantequilla de vaca por vegetales y el trigo, por la espelta.
Esta receta resulta realmente sencilla y por primera vez, me doy cuenta de que no hace falta añadir tiempo, dejando crecer la masa antes de enrollar los bollos.
A partir de esta base, voy a seguir practicando hasta conseguir reducir a 0 el azúcar blanco. Y enseguida la voy a compartir con vosotros. De momento disfruto pensado que una vez al año, no hace daño.

Ingredientes para 30 bollitos de canela medianos

 

Relleno:
150 g de mantequilla de coco (a temperatura ambiente) 120gr de azúcar de coco
80gr de azúcar blanco
4 cdas de canela molida

Masa:
50 g de levadura fresca
500 g de leche de avena
1cda de canela molida
250 g de mantequilla de coco
150 g de azúcar blanco
1 kg de harina de espelta blanca
1 cdta de sal

Otros:
Huevo para pintar (1 huevo, 1 pizca de sal y una cdta de agua) Jarabe para lacar (100ml de agua, 50gr de azúcar blanco)
Piedrecitas de azúcar

Paso 1

1. En un bol, preparamos los ingredientes para el relleno. No derritas la mantequilla, funciona mucho mejor cuando la cortamos en cubos y la integramos con el resto a temperatura ambiente. Dejamos de lado.

Paso 2

2. En el bol de la amasadora (utilizo kitchenaid) con la espátula específica para hacer pan, mezclamos la leche con la levadura fresca. Batimos con un tenedor, hasta que no se aprecien grumos de levadura. Luego introducimos el azúcar, la canela y la mantequilla, en cubos y a temperatura ambiente. Cuanto menos fría esté la mantequilla, menos harina necesitarás y más jugosos serán los bollitos.

Paso 3

3. Introducimos la mitad de la harina y guardamos el resto para ir añadiendo durante el amasado. Deberíamos utilizar un poco menos que el kilo entero.
Amasamos al menos, durante 10 minutos. Recomiendo amasar unos minutos más a mano, ya que no hay nada mejor que la energía y el calor corporal, para hacer crecer una masa.

Paso 4

4. Al notar que la masa es un poco tenaz pero no se rompe al estirarla, está listo el amasado. Extendemos la masa con un rodillo, dándole forma rectangular de menos de un dedo de grosor.

Paso 5

5. Untamos la mitad del rectángulo con el relleno de canela y lo cubrimos con la otra mitad. Cortamos la masa en tiras de un dedo de grosor, empezando por la mitad y siempre partiendo en dos cada una de sus partes, hasta tener el rectángulo completo. .

Paso 6

6. Cogemos una tira, la estiramos y empezamos a enrollar el dedo índice y medio. Utilizamos el último extremo para cruzar en medio de ambos dedos y sujetar el ovillo en la parte inferior. Los colocamos en una bandeja con papel de hornear, con suficiente espacio entre ellos. Van a crecer el doble durante el horneado.

Paso 7

7. Cubrimos los bollitos con un paño de cocina y los dejamos fermentar entre 1 y 3 horas, depende de la temperatura que tengas en casa.

Paso 8

8. Justo antes de meterlos al horno, batimos un huevo, añadimos un poco de agua y sal y pintamos los bollitos.

Paso 9

9. Horneamos 15 min a 180°. Mientras disolvemos el azúcar en agua caliente y justo al sacar los bollitos del horno los pintamos para que queden un poquito caramelizados.