ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

Ecocirer, la casa de huéspedes con la que siempre soñaste de Condé Nast Traveler

ecocirer

22 abril 2020

No hay comentarios

 

guest house

 

Ecocirer, la casa de huéspedes con la que siempre soñaste (Carrer de Reial, 15 Sóller, Mallorca)

En Mallorca nos reciben Martijn Lucas y Bárbara Martí, un matrimonio con dos hijos que decidió dejar su vida en Holanda para asentarse en la casa familiar de Bárbara y donde crear este bonito proyecto. “Tanto a mi marido Martijn como a mí, siempre nos había encantado el reciclaje y el diseño. Yo tengo ideas creativas para restaurar o diseñar y Martijn es un experto en hacerlas”, comenta Bárbaba Martí.

Es así como se les ocurrió crear esta casa de huéspedes a la que llamaron Ecocirer (en honor a un cerezo que tenían en el jardín y que en mallorquín se dice cirerer). En un primer momento “transformamos la casita del jardín, donde antiguamente se guardaban los carros y burros, en dos habitaciones muy románticas y mediterráneas. Más tarde, justo a 100 metros encontramos la casa perfecta, donde ver crecer a Ecocirer Healthy Stay, abierto desde hace un año y medio. Ahora el antiguo Ecocirer es un guesthouse para familias y como están tan cerca del hotel, pueden desayunar ahí”, indican.

Ecocirer se asienta sobre una casa histórica de principios del siglo XX ubicada en el centro de Soller, en plena Sierra Tramuntana. Un total de seis habitaciones únicas decoradas y cuidadosamente restauradas basadas en los conceptos de sostenibilidad, reciclaje y arte. “Todos los muebles y la cubertería son reciclados. Y todos ellos han sido restaurados y rediseñados para poder adaptarlos a este nuevo concepto”, comentan Martijn Lucas y Bárbara Martí.

Su desayuno es el gran momento Ecocirer del día. Basado en alimentos vegetales y frescos que dan pie a platos locales, orgánicos y de temporada elaborados por el propio negocio y sacados la mayoría de ellos de su propio huerto: “siguiendo nuestro concepto libre de desperdicios, nuestras recetas veganas, están recién hechas y específicamente destinadas a un número de invitados por lo que requiere reserva previa. Nuestros huéspedes disfrutan de un variado desayuno completamente diferente todos los días”. Aceite de oliva propio, panes caseros, chupitos saludables de ginger, tartas, muffins, healthy bowls o tostadas con todo tipo de verduras del huerto, quesos de nueces, pesto, hummus… ¿No suena nada mal, verdad?

Después del desayuno podrás completar el día con algunas de las numerosas actividades de yoga y meditación, excursiones por la Sierra de Tramuntana, caminatas en silencio, clases de cocina, masajes o visitas culturales que organizan desde el establecimiento. “Nuestra acción de hoy, tiene consecuencias en el futuro. Es importante entender nuestro concepto como un acto de restauración y mantenimiento, no como una destrucción”.

Descubre más en Condé Nast Traveler

Deja un comentario